Oct
31

Aquellos que padecemos dolor de espalda sabemos que se trata de un enemigo del cual puede ser muy difícil librarse; sin embargo, muchas veces no le tomamos la importancia debida, no nos preocupamos por obtener un diagnóstico acertado, simplemente lo dejamos pasar, pretendiendo olvidar que el dolor existe.  

dolor de espalda

Espalda dolorida

Recién solemos reaccionar cuando ese dolor de espalda que antes era  moderado se convierte en algo insoportable. Debemos atacar esta dolencia con una actitud frontal, y para ello tenemos que estar muy bien informados.

A continuación veremos algunas nociones básicas que nos ayudarán a conocer mejor a este enemigo silencioso. Si sabemos a qué nos estamos enfrentando, siempre tendremos más posibilidades de ganar la batalla.

¿Por qué se padece de dolor de espalda?

Preguntarse por qué uno padece de dolor de espalda es un paso básico para iniciar el camino hacia la recuperación. Aunque no siempre sea sencillo, identificar el origen de nuestro mal posibilitará que obtengamos el tratamiento más adecuado.

Las causas pueden ser diversas: desviaciones de la columna, contracturas musculares, traumatismos, enfermedades del riñón, artritis, osteoporosis, infecciones, hernias, malas posturas, dormir sobre un colchón malo o muy usado… se trata de una lista de nunca acabar. Lo verdaderamente importante es someterse a un diagnóstico completo que permita establecer cuál es el verdadero origen de nuestro dolor de espalda.

La propensión a sufrir dolor de espalda

No se puede decir a ciencia cierta que hay personas que nacen con una propensión específica a sufrir dolor de espalda, lo que más bien sucede es que este se va generando por ciertos estilos de vida o ciertas circunstancias.

Trabajos que requieren posiciones o movimientos forzados, exposición constante a fuertes vibraciones, dolencias relacionadas con otros órganos, tensión laboral o de otro tipo, ejercicios mal realizados, llevar un vida poco saludable (como fumar cigarrillos y/o beber alcohol en exceso), entre otros factores, pueden hacer que ciertas personas tengan mayor propensión a sufrir dolores de espalda.

Por otro lado, las personas de avanzada edad son mucho más propensas a presentar dolor de espalda, ya que suelen sufrir cuadros de artritis, artrosis, osteoporosis y otras enfermedades que repercuten directamente en la zona lumbar.

About juanrahr:

Find all posts by juanrahr

You can leave a response, or trackback from your own site.

2 Responses to “Conociendo al enemigo: nociones básicas sobre el dolor de espalda (I)”

 
  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Aquellos que padecemos dolor de espalda sabemos que se trata de un enemigo del cual puede ser muy difícil librarse; sin embargo, muchas veces no le tomamos la importancia debida, no nos preocupamos por obtener un diagnóstico …..

  2. Lucía dice:

    ¡Es verdad! El dolor de espalda es un enemigo con el que muchos tenemos que lidiar a diario, los que lo padecen saben exactamente de qué hablo. Me parece genial que hayan hecho un blog exclusivamente dedicado a tratar el tema del dolor de espalda, ya que hay muchas personas que lo padecemos e intentamos de todo para librarnos de él. Ojalá publiquen pronto artículos sobre tratamientos alternativos, yo he probado algunos y me han funcionado bien.

 

Leave a Reply